El Tabasará

Paseo en canoa bajando el río Tabasará en Chiriquí

La Partida

Nuestro próximo viaje será bajando el Tabasará. He estado viendo el mapa y estoy seguro que esta remada estará fabulosa. El Tabasará se encañona desde la Interamericana hasta casi llegar al mar, pero por otro lado no tiene mucha pendiente. Esto quiere decir que las orillas deben estar en pié y la vista debe ser espectacular. Al menos,
así me lo imagino…

El plan es salir de la ciudad el sábado temprano y manejar hasta el río. Remamos hasta encontrar una buena playa donde acampar, y luego hacemos una buena fogata. El domingo terminamos la remada en Puerto Vidal, desde donde regresamos hacia la ciudad por la carretera de Soná. ¡Suena como un buen plan!

Ya casi tengo a Lorena convencida para que me deje llevar a Irving. Me imagino que Laurita se aburriría pasando horas en una canoa, pero creo que Irving si se divertiría. La vez pasada fuimos al Boquerón y ambos la pasamos muy bien. Estoy seguro que ahora también disfrutará del río.

Solo falta armar un buen combo… Ya tenemos a Johnny con la guitarra, lo que asegura una amena noche junto al fuego. Nos falta un buen cocinero, pero creo que Roger se apunta fácilmente.

El Reto del Indio

Trek desde Chumico en el Pacífico hasta Boca de Río Indio en el Mar Caribe: bicicleta, caminata y remada.

La Partida
En la Partida

El Reto del Indio, llegar desde el Pacífico hasta el Atlántico en un fin de semana, sin motores y por trillos, fue todo un éxito. También fue un gran reto: ninguno de los participantes puede decir que fue fácil (O.K., quizás Jorge Heilbron). Probamos que era posible lograr la ruta que planeamos el año pasado. Nuestra estimación del recorrido fue bastante precisa y el plan se ejecutó con bastante atino.

Partimos de la playa de Chumico a las 6:45 am, tarde para nuestros planes, a causa de nuestro primer percance. Tuvimos una pequeña falla en nuestras comunicaciones y estábamos cortos un carro para la recogida de las bicicletas. Pero, improvisamos y todo salió bien. Los integrantes de nuestro grupo eran Rogerio Carrillo, Luis Gonzalez, Otto Gobea, Julio Arjona, Jorge Heilbron, Hernán Machado, Jorge Riba, Roger Bennett, y Yo (Irving Bennett). Todos llegamos a El Valle pasadas las 10:00am, con la excepción de Rogerio, que llegó a las 12:30pm.

Después de hidratarnos y reagruparnos partimos para La Mesa de El Valle. En la subida Luis Gonzalez tuvo fallos mecánicos y fue ayudado por nuestro transporte de apoyo. En la bajada, más de la mitad probaron tierra, pero todos llegaron enteros a Río Indio Nacimiento. Nuestra transición fue bastante rápida y a las 11:45 ya estábamos caminando hacia Jordanal. Mi Montero salió para Panamá con 8 bicicletas encima. Solo nos hacía falta Rogerio, quien había quedado rezagado en la subida del trillo Las Guías.

Al principio de la caminata Luis tuvo una caída que casi lo incapacita y, de hecho, lo correteó todo el camino hasta los kayaks. La primera parte de la caminata estaba húmeda y sombreada. Por suerte nos caía un leve bajareque que nos mantenía frescos a pesar de ser pleno medio día. Cubrimos bastante terreno, pasando por Jordanal, Río Indio Centro, y Río Indio de Los Chorros, a donde llegamos cerca de las 5:00pm. Todavía estábamos a unas 5 horas de nuestro destino para ese día: Las Claras Abajo.

Apretamos un poco el paso para tratar de cubrir la mayor cantidad de terreno antes que llegara la noche. Sabíamos que nuestro paso, naturalmente, disminuiría con el caer de la noche. Efectivamente, entre la llegada de la noche, la lluvia, y el camino lodoso, nuestro paso se tornó lento al poco tiempo. Finalmente llegamos a Las Claras Arriba a las 7:30pm, molidos. Todavía nos quedaban unas 3 horas de camino para llegar a Las Claras Abajo.

Afortunadamente, cuando paramos a descansar en Las Claras Arriba, llegó Hector – uno de los moradores del lugar. El conocía bien el camino a Las Claras Abajo y estaba dispuesto a llevarnos. Después de una breve conferencia determinamos que seguiríamos nuestro camino al día siguiente. Todos estábamos molidos, era de noche, y el camino no iba a ser fácil caminando en ese lodo. Al día siguiente reanudamos nuestro recorrido a las 5:30 am. Cinco horas más tarde estábamos llegando a los kayaks.

Habíamos tomado la decisión correcta la noche anterior. El camino era un lodazal tremendo, estaba lleno de desvíos, y el recorrido era muy quebrado. Nos toco subir y bajar lomas toda la mañana. Al llegar a los kayaks tratamos de convencer a Luis por todos los medios de que prosiguiera el viaje, pero este decidió que ya había tenido suficiente: se perdería una de las mejores partes del recorrido.

Luego de una breve transición iniciamos nuestra remada a las 11:45am. Los kayaks los echamos al agua en el Río Teriá. Una hora más tarde estábamos llegando al Río Indio. Al final del día remamos unos 48 kms. para llegar al Mar Caribe. ¡Nos tocó un clima fabuloso! Me deleitó enormemente remar bajo la luz de una luna de cuarto creciente: iluminaba suficiente para ver el río, pero también le daba oportunidad a las estrellas de que brillaran en el cielo. Pocos minutos antes de las 8:00 pm. estábamos llegando al Mar Caribe. El Reto del Indio llegó a su feliz conclusión. Y, con gusto lo vuelvo a hacer.

Aconcagua

Aconcagua

Mi hermano y yo estamos planeando subir el Aconcagua en febrero del 2005. Inicialmente yo había planteado la idea de subirlo en el 2006, pero mi hermano lo adelantó: no nos estamos poniendo más jóvenes. Estoy muy entusiasmado por pasar un tiempo extendido junto con Rogelio. Hace mucho tiempo que no hacemos algo largo, solo los dos. En realidad, nunca hemos hecho una caminata solo los dos. Hemos hecho mucho juntos, inclusive caminatas largas (5 días), pero siempre habían otras personas con nosotros.

El Aconcagua es la montaña más alta fuera de Asia. En Asia hay varios pico más altos que el Aconcagua, como K2 y Anapurna, pero una vez que se sale de esa región, Aconcagua es el más alto que hay. Es uno de las “Siete Cimas”, los puntos más altos de cada continente. No es una subida técnicamente difícil, pero sigue estando muy alta. Hay peligros asociados con la altura que interfieren con el intento de llegar a la cima del Aconcagua. Es posible que este emprendimiento sea lo más difícil que haya hecho en mi vida.

No hay ninguna otra persona, aparte de Rogelio, con quien me sentiría cómodo intentando subir el Aconcagua. Hay mucha gente que conozco que tienen mejor acondicionamiento físico que nosotros, pero mi hermano les lleva la experiencia al aire libre, y un temple como pocos. Yo soy el que no consigo motivarme lo suficiente para mejorar mi condición física. Siempre necesito metas que me asusten más para que me inciten a hacer más por salud. Ultimamente he estado tirado a la perdición, bueno, desde el maratón de agosto.

Bueno, seguiré más tarde con este tema. Hoy es el día de acción de gracia, le doy gracias al Señor por todo lo bueno que ha puesto en mi camino.

Nirvana

La nueva red inalámbrica 802.11G está fabulosa. Puedo sentarme donde más cómodo este dentro, o fuera de mi casa, y pegarme con mi red y el internet a 54mb por segundo. Puedo escribir, como ahora, sentado en un lugar fresco, fuera de mi casa, al aire libre, escuchando la Novena Sinfonía de Beethoven. ¡Nirvana!

Imágen de encabezado

Acabo de crearle varias imágenes de encabezado para esta página. Ya anteriormente había instalado una plantilla basada en Kubrick, y este hacía fácil la inclusión de una imagen en el encabezado. Una vez que comence a buscar una imágen para el encabezado encontré que no podía decidirme por ninguna en especial. Decidí modificar la plantilla principal del sitio para que me mostrará una de la imágenes aleatoriamente. He quedado muy satisfecho con este trabajo.

Todas las imágenes son detalles de fotos de flores, frutas, plantas y otras cosas que han llamado mi atención. La verdad es que la fotografía digital abre un mundo de exploración que anteriormente hubiese dejado a un lado. Es poco lo que he regresado a ver mis fotos de objetos inertes, prefiriendo siempre las fotos con personas queridas. Pero, una vez adquirida una cámara digital, el costo de la película desaparece, y el problema de guardar las fotos también.

La vida es dura

Puedo pretender que la vida es dura – pero la dulce realidad es muy distinta. La vida es como uno la quiera ver, y, en mi caso, mis lentes siempre han sido de colores. Uno siempre puede enfocarse en lo que se desea, y que no se tiente, o en lo que se tiene. Yo siempre he encontrado que hay desdichados mucho más en problemas que yo. Enfasis: mucho más en problemas que yo. Yo siempre estoy en problemas, pero eso es parte de lo que hace la vida interesante.

Si todo fuera cómo yo lo deseo, creo que hace tiempo la vida hubiese perdido interés. Lo hermoso de esta vida es que siempre que llego a una cima logro ver una montaña más alta, más allá, fuera de mi alcance inmediato. Automáticamente comprendo lo que debo hacer – seguir subiendo, caminando, luchando. Siempre con la esperanza que algo más grande espera tras el objetivo que tengo a la vista. ¿Que será de mi cuando llegué a la cima? Solo queda bajar… Pero la vida no es tan fácil, ni tan larga.

Corrida por La India Dormida

Corrida por La India Dormida

Este fin de semana me di una corridita por La India Dormida en El Valle. Subí por La Piedra Pintada y luego corrí por todo el espinazo de La India. Fué una corrida espectacular y ya he comenzado a formular el recorrido de un Hash por esa ruta. La subida por La Piedra Pintada pasa junto al río con todos sus chorros y cascadas, completamente arbolado. Luego, la corrida por el espinazo tiene vistas panorámicas preciosas (todo esto a 800 metros de altura).

Ya veremos como nos queda el hash familiar en El Valle.