Taboga y su Vigía

El Cerro Vigía cuida la isla Taboga desde sus 307 metros de altura y desde allá arriba se puede ver nuestra ciudad de Panamá desde una perspectiva única. La mayoría de la gente que sube al Cerro Vigía lo hace por la calle que lleva al radiofaro omnidireccional VHF que está allá arriba para ayudar a los aviones que vienen a Panamá. La manera más agradable de subir es por el Sendero de Las Tres Cruces que sale directamente desde el pueblo de Taboga y va directo al Vigía por un camino sombreado muy agradable que mide unos 3kms.

Tarántula tabogana

Al bajar del Cerro Vigía, aprovechen y regresen al pueblo por la calle que da la vuelta a la isla. Recientemente la han vuelto a cortar y el camino está bueno y cubierto de árboles. Si es verano, podrán ver nidos de pelícanos, y olerlos también. Taboga y Urabá, la isla de al lado, son importantes en la reproducción de varias aves marinas, incluyendo a la gran fregata magnificens (la tijereta), una de las aves de mayor envergadura en relación a su peso.

Ya de regreso en el pueblo será hora de ir a la playa a quitarse el sudo y refrescarse en el agua. Si la marea es buena, pueden parar en la playita de Barlovento que está algo escondida y es muy agradable. Después de este recorrido van a conocer Taboga como si fueran isleños, Rogelio Sinán y Paul Gauguin fueron residentes de esta pequeña isla que ha llenado a muchos de inspiración. Ojalá encuentren la suya.

Dendrobates Auratus

Ruta en Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9192409 y fotos: https://photos.app.goo.gl/N6bm7sHxJks85FK33.