San Miguel a Altos de Pacora

El Río Pacora nace en Altos de Pacora, arriba de Cerro Azul, en las faldas de Cerro Jefe. Este río primero fluye hacia el este hasta chocarse con las Montañuelas de Tapagra que dividen su cuenca de la cuenca del Río Mamoní. Mucha gente goza de los balnearios que hay en sus orillas cuando ya el río está mas cerca del mar, pero no tanta gente sube hasta San Miguel, y más arriba, para gozar de todos los atractivos de esta área. A nosotros nos llevaban desde jóvenes al Río Pacora en un viaje de horas largas por un camino de canto rodado que terminaba en San Miguel. Ahora se puede llegar a San Miguel (son 60 kilómetros desde el centro de la ciudad de Panamá) en hora y media por una carretera asfaltada y en excelente estado.

Desde hace mucho años he estado visitando San Miguel para bajar el Río Pacora en canoa y kayaks. También montamos bicicleta y corremos por los caminos que hay por las orillas del río y otros que suben las montañas que lo delimitan. En esta ocasión vamos a recorrer un camino que baja desde Altos de Pacora hasta San Miguel. Este camino lo usan los ciclistas, motociclistas, los lugareños y algunos corredores que nos gustan las distancias largas. Los ciclistas y las motos parten de Cerro Azul y bajan de la montaña hacia San Miguel pasando por Altos de Pacora. Nosotros, y los que deseen seguir esta ruta, vamos a partir de San Miguel en dirección hacia Altos de Pacora hasta que nos provoque regresar.

Son 15 kilómetros hasta Altos de Pacora. En el kilómetro once y medio arranca una subida de tres kilómetros que no para hasta llegar a los 866 metros de altura. Esa subida, para los ciclistas que la vienen bajando desde Altos de Pacora, es la parte más divertida de su paseo, o la más dolorosa si se caen (cosa que es muy común en esa bajada). Para los que la corremos, es un gran entrenamiento. Lo que más me atrae de esta ruta, y la razón por la que siempre regreso, es el Río Pacora. En el verano el río está cristalino y hay muchas pozas donde parar a refrescarse. En el invierno hay partes que se pueden poner enlodadas, pero todo ese lodo se va en el próximo cruce de río.

Otra de las cosas que me encantan de visitar San Miguel es La Taberna del Río. Después de todo el ejercicio, ya sea corriendo, remando, caminando o pedaleando, al regresar nos espera una cerveza helada y una orden de patacón con puerco. También tienen ceviche y huevos de codorniz encurtidos. Después de calmar la sed siempre cae bien un último chapuzón en el Río Pacora antes de cambiarnos para el regreso a la ciudad.

Ruta en Wikiloc: https://www.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17355055

Más fotos en Google Drive: https://drive.google.com/open?id=0B9Lo7PLtA7BXY2tvMHNYTWZSdW8

Deja un comentario