La sección media del Río Grande es una remada emocionante y solamente apta para remadores sólidos o intrépidos, pero esto realmente depende del volumen del río al momento de bajarlo. El Tramo de Ojo de Agua a Piedra Amarilla tiene poco más de 12kms y termina donde inicia el siguiente tramo que ya cubrimos anteriormente. La bajada del río va subiendo en intensidad poco a poco hasta entrar en el cañón del Río Grande donde vienen varios kilómetros de rápidos clase III sólidos que requieren remar vigorosamente para salir adelante con la frente en alto. De lo contrario, van a nadar detrás de su equipo hasta donde puedan recogerlo.

Jardín de Piedras

Dicho lo anterior, el recorrido es extremadamente atractivo, especialmente cuando el agua está cristalina. Para mi el atractivo de este río son las grandes piedras que se encuentra en su cauce causando turbulencias hidráulicas que ponen problemas interesantes frente al remador. Hay varios tramos donde las rocas en el río solamente permiten ver cien metros al frente sin que uno tenga una clara visión de lo que se va a encontrar más adelante. Esto le da un grado de suspenso al trayecto y a la misma vez lo enfoca a uno en el aquí y el ahora. Hay que lidiar con lo que se tiene justo al frente y luego ver que nuevo reto va a presentar el río.

La Angostura

Después del cañón principal la intensidad del río va bajando hasta llegar a un gran cangilón poco antes de Piedra Amarilla. Este lugar es realmente un espectáculo: todo el río se angosta a un par de metros y toma una gran velocidad por el efecto venturi – en este lugar no hay piedras, solo una gran corriente que lo acelera a uno a través del cajón de piedra sólida. Y, de repente, sales al otro lado a un remanso y ¡lo lograsté! Poco más adelante esta el final de la remada y las venas vienen hinchadas de emoción. Vamos a tener mucho que conversar en el camino a casa…

Mapa del recorrido

Fotos: 2009 #1 y #2, y 2010

Detalles en Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20411887

A %d blogueros les gusta esto: