Herpes Zóster

Hace tres semanas exactas me sentí una picazón justo donde había tenido puesta la banda cardíaca después de correr el Parque Metropolitano con Tao y Jose. Habíamos tenido una buena corrida y pensé que me habría rozado con alguna planta que me causó una reacción alérgica. Luego nos fuimos para El Valle de Antón y allá la picazón, y la banda de irritación se me fue regando hacia la espalda justo por donde había estado la banda del pulso. Yo seguía pensando que era algo raro, de repente había estado sucia la banda cardíaca, o había estado en contacto con algún limpiador raro. El domingo me fui a pedalear las curvas de El Valle con Daniel y metimos una buena rodada de 50 y tantos kilómetros y regresamos a Panamá. Ya la banda de irritación había cambiado su aspecto y compartí una foto de cómo se estaba tornando la irritación con nuestro grupo de ultra-corredores. El Rets de una vez respondió: Rompy, tienes Herpes Zóster. ¿Qué diablos es eso?

Resulta que es una recaída de varicela, y a mi ni me había dado varicela según mi historial médico (cómo iba a tener una recaída). Pero eso es lo que tenía y no se lo deseo a nadie. El sábado en la noche había pasado una noche incómoda con un dolor en el costado que no podía explicar, no me había golpeado con nada, ¿por qué iba a tener un dolor allí? Resulta que el bendito virus se queda para siempre en el cuerpo y cuando se reactiva (por una razón que nadie conoce aún) sale por un nervio y por eso la afección siempre es de un solo lado. El dolor es por que al reproducirse el virus dentro de el nervio lo deja todo maltratado y causa dolor. De hecho, toda la banda donde tuve las pústulas con el virus ha quedado insensible. Bueno, pasé una semana muy mal con todos los síntomas típicos de una varicela. Ya estoy recuperado 100% del virus y solamente me queda la neuralgia post-herpética (dolor en el costado, a veces se siente como una puñalada en la espalda).

El punto de esta entrada es solamente dejar un registro de donde estaba en términos de mi condición física, y donde quedé. Venía recuperándome de una lesión en el pie, pero ya estaba bastante avanzado en la recuperación y estaba metiendo unas 30 horas de ejercicio en el mes. Al parar mi conteo de horas quedó en 10 horas para los últimos 30 días. Hoy salí a correr al Parque Metropolitano con Daniel y Jose. En el parque nos encontramos con un grupo de Trizen que venían a conocer la ruta para una carrera que Daniel va a organizar el 22 de junio en el parque. Rápidamente nos dejaron atrás a mi y a José, a mi por lento y Lagarto venía engomado de anoche. Esta gente estaba volando por el trillo y la única forma que me mantuve con ellos fue tomando atajos para alcanzarlos. Al final la vuelta del PM me salió en 10.3km cuando normalmente me mide 11km. El tiempo fue casí el mismo de siempre: 1:23:00.

Ultimo-mes

Quedé corriendo con las pulsaciones a 10 latidos más por minuto en promedio y corriendo a medio kilómetro por hora más lento. Nuevamente he vuelto a retroceder en mi entrenamiento para Fat Dog. Lo único bueno es que mi pie esta mucho mejor y ahora sí puedo correr sin que me esté molestando el dolor del pie. Ahora solamente me queda volver a subir el kilometraje semanal y las horas de ejercicio. Venía medio tranquilo con unas tres sesiones semanales de ejercicio, pero ya me queda poco tiempo para volver a recuperar mi forma para una carrera de 120 millas: tengo cuatro meses para estar en forma. Si incluyo algo de descanso me queda menos tiempo aún. Así que es hora de cambiar la estrategia y en lugar de hacer corridas largas pocas veces a la semana, lo mejor ahora es hacer algo más corto todos los días. Ahora voy a usar frecuencia para recuperar las condiciones que he perdido. Espero que mi viejo cuerpo aguante el ritmo.

2 comentarios sobre “Herpes Zóster

Deja un comentario