Portobelo 2013

No llevo la cuenta, pero he hecho muchos Triatlones de Portobelo, y espero poder seguir participando por mucho tiempo más. Este año, como tantas veces anteriores, participé sin entrenar. Como tantas veces anteriores, me propongo que entrenaré para el próximo año. Siempre quedó animado con el triatlón después de cada Portobelo. La lástima es que no me dura mucho el ánimo. Lo increíble es que no he desmejorado mucho, al contrario, casi podría decir que he mejorado basándome en la corrida final.

Si no me hubiese salido un gallo tapado de Venezuela hubiese podido ocupar el 3er lugar siguiendo el orden habitual: Eladio Quintero, Vladimir Bolaños, y yo (cuando no va Roger, que este año ha regresado a mi categoría). Pero el venezolano se coló en el primer lugar y yo quedé de 4to lugar. Aún así, estoy satisfecho con esta participación. Pensé que me iba a morir en la nadada y terminé en mejor tiempo que el año pasado. Este año decidí que iba a nadar con mucha calma y tuve la suerte de poder seguir a Boris Pérez casi toda la distancia. Esto me permitió mejorar mi tiempo de la última nadada, y salir fresco del agua. Para no haber nadado desde Portobelo 2011, esto no está nada mal.

La ruta de la bicicleta era nueva, así es que no la puedo comparar con la de años anteriores. Pero creo que lo hice bastante bien. En la última bicicleteada repetí casi el mismo cuento: salgo delante de Vladimir de la nadada, el me alcanza en la bicicleta, y yo le doy caza y llegamos juntos a la transición. Este año casi seguimos el mismo patrón, pero Vladi se me escapó en una subida violenta en la segunda calle de tierra del recorrido de este año y no lo volví a ver hasta llegar a la meta. Mi bicicleta estaba tirada desde Portobelo 2011 y decidí arreglarla para poder participar en este triatlón aprovechando el triatlón como un buen motivador para regresar a montar bicicleta. Mi rin delantero estaba mal, con un par de rayos reventados y varios niples malamente corroídos. Compré un par de rines nuevos, pedales nuevos, y una cadena nueva. Además, finalmente hice la reparación del amortiguador delantero que tenían pendiente (ya había comprado los repuestos)

Después que arreglé la bicicleta salí a probarla y los zapatos de montar se me desarmaron. Ya estaban viejos y además tenían dos años tirados en una esquina. Me costó varias visitas encontrar un par de zapatos talla 45 para montañera. Finalmente los encontré en TriSport, mi tienda favorita para triatlones y suplementos alimenticios en Panamá. Hasta tenían variedad en mi talla. ¡Qué suerte! Por un momento consideré competir en los zapatos de ruta y luego buscar un par de zapatos nuevos con calma.

Llegué a la transición de la corrida en buen estado físico. La temperatura fue de gran ayuda. Recuerdo que en Portobelo 2011 el sol nos cocinó. Pero este año una leve lluvia, y un cubierta de nubes, mantuvieron la temperatura muy agradable. Mi plan para la bicicleta este año era muy sencillo. Terminar descansado y correr a tope. Pude hacer ambos. La transición fue breve. Finalmente he logrado mejorar el arte de la transición en los triatlones. Ya he bajado el tiempo de mis transiciones a minuto y medio. Eso es la mitad de lo que generalmente me tomaba en las transiciones anteriormente.

El plan para la corrida era subir la trinchera con buen paso, bajar en una caída controlada, y mantener un buen paso una vez que llegara al Valle de La Media Luna. En la subida me encontré a Jerry Ashbridge, el 5to competidor en nuestra categoría de 50–54 años. Ya tenía un mal presentimiento con respecto a la posibilidad de quedar en laguna posición en mi categoría porque no pensaba que me había pasado a nadie que pareciera ser de mi edad y de mi categoría. De la trinchera a la meta le saqué media hora a Jerry. Nunca logré alcanzarme a más nadie en mi categoría. Me pasé a 8 personas en la corrida, pero ninguno de ellos estaba compitiendo contra mi, todos eran menores. Casi que decido bajar la marcha cuando no veía que tuviese a más nadie por delante de mi, pero tenía la posibilidad de cruzar la meta en menos de cuatro horas y eso lo consideré suficientemente importante como para mantener el paso abajo de 6min/km durante los últimos 3km. Crucé la meta en 3:58:0.0 sintiéndome muy bien.

Lo mejor de cruzar la meta fue encontrarme a Lorena con una gran sonrisa esperándome con un vaso de cerveza fría en la mano. Ya mi mujer me tiene medido: acababa de llegar a esperarme con la cerveza servida cuando yo aparecí en la recta final para llegar a la meta. ¡Qué buena sincronía! Como siempre, la meta estaba llena de amigos con quienes he compartido este deporte por tantos años. Creo que Judy Collins, Eladio Quintero y yo somos los únicos que quedamos desde el primer Triatlón de Portobelo.

Año P.Cat Nombre Nat Bike Run Fin
2008 4 Irving Bennett 0:43:18 1:57:26 1:21:37 4:05:52
2009 5 Irving Bennett 0:42:29 1:54:02 1:18:42 3:58:19
2011 1 Irving Bennett 0:45:44 1:57:34 1:22:51 4:11:43
2013 4 Irving Bennett 0:43:41 1:58:49 1:11:12 3:58:00

Deja un comentario