30km de La Yeguada

Corriendo con Roger

Este fin de semana hice un fondo de 30km con mi hermano Roger en preparación para Miwok 100 este 7 de mayo del 2011. Tracé un circuito en Google Earth, después lo revisé en Expert GPS, y luego lo pasé a mi Garmin para asegurarme de seguir la ruta correctamente y medir nuestro rendimiento. Quería probar toda mi configuración para la carrera próxima y verificar que estaba todo bien. No es bueno estrenar cosas nuevas en una carrera que me va a tomar 15 horas completar, si tengo suerte. El recorrido tenía unas subidas muy importantes para entrenamiento y como prueba de nuestra condición actual. La conclusión ejecutiva: Roger está muy bien, y yo estoy en graves problemas.

Tenía otro fondo en mente para el fin de semana, pero lo cambiamos a última hora por qué no habíamos ido a La Yeguada en todo el verano y se presentó la oportunidad de ir con mi hermana y sus hijos, y otros amigos. Afortunadamente Roger se acomodó rápidamente al cambio de planes y también se vino a correr conmigo. Ya conocía gran parte de la ruta, pero nunca había hecho la parte del recorrido que me traería de vuelta desde Chitra hacia La Yeguada. Por suerte las imágenes de Google Earth del área están al día y pude ver claramente que el recorrido no iba a tener mayores complicaciones. En el mapa con frecuencia hay caminos que han caído en desuso y cuando hago planes para recorrerlos me encuentro que están cerrados con vegetación, complicando mucho seguir la ruta planeada.

Mi configuración para Miwok será un par de zapatillas Inov-8 X-Talon 212, una botella de mano Camelbak, un cinturón con una botella de agua y espacio para comida adicional, y unas polaínas que me he hecho de lycra. También quería probar la ropa que iba a usar, pero esta no me preocupaba mucho por que ya tenía un grado alto de seguridad sobre su rendimiento. Para mi ha resultado bueno correr con un calzón largo de compresión y una pantalón corto que es solamente el cascarón de polyester y unos bolsillos pequeños a los lados. Realmente ya tenía confianza en mi configuración por que la he usado bastante hasta este punto, pero nunca está de más una última prueba. Lo único que falló fueron mis polaínas caseras por que no se quedan en su lugar sin una tira que pase por debajo de la zapatilla. Esa corrección ya está en mis planes y este fin de semana reviso que tal quedó. En JJ100 corrí disfrazado de Hombre Araña, estrenando algo nuevo en la carrera, y, aunque terminé, descubrí muchos problemas técnicos al correr con un disfraz enterizo.

El recorrido planeado tenía 1,450 metros de ascenso y de descenso, pero, al final, mi gps solamente marcó que habías subido y bajado 1,250 metros. Encontré que con el peso extra que estoy cargando alrededor de mi cintura se me hace difícil trepar con facilidad. Necesito reforzar mis músculos de trepar, y, a la misma vez, bajar de peso. Creo que puedo bajar de peso más rápido de lo que puedo reforzar mis músculos de forma significante. Lo raro, y que me preocupa, es que al día siguiente de la corrida no me dolía nada, pero en la trepada tenía las pulsaciones a tope y me mareaba cuando paraba de correr. Es posible, y no lo pongo fuera de dudas, que estaba sufriendo de una resaca de la noche anterior. La otra posibilidad es que salí a correr con tan solo una taza de café en el estómago y no me llevé suficiente comida. Tenía tan solo suficiente para comerme un gel por hora (4 geles y 2 barras). Este fin de semana vuelvo y pruebo con unas subidas violentas para ver a que conclusión llego.

Una observación importante: debo amarrarme bien los zapatos desde el principio de la corrida. Salí a correr con las zapatillas algo sueltas. Después de 4 horas corriendo, cuando inicié con los descensos largos y continuos, no me podía apretar las zapatillas por qué me amenazaba un calambre en la pierna derecha cuando me doblaba para trabajar los cordones. No es mucho lo que necesitaba apretarme las zapatillas. Había salido con los cordones poco apretados por que me coloqué las zapatillas como si fueran unas medias, que es lo que normalmente hago con la mayoría de mis corridas. Los cordones sueltos no me molestaron en las primeras bajadas, solamente al final comenzaron a darme problemas.

Desde un principio Roger comenzó a dejarme atrás con facilidad en las subidas. Ya cuando estábamos en la trepada final me dejó tan atrás que regresó, preocupado a buscarme. Ya para este punto yo estaba descombobulado y estaba caminando las subidas con mucha lentitud por qué las pulsaciones no me daban para más. Al llegar a los 1,022 metros de altura Roger me dejó atrás del todos diciendo que cuando llegara al campamento regresaba a buscarme en auto. Yo le dije que “tranquilo, yo llego” – pero cuando me vino a recoger con una cerveza helada no me quedó otra que montarme al auto con una sonrisa en la cara. ¡Que suerte tener un hermano así! En realidad Isa fue la que me trajo la cerveza, pero Roger fue el que me sacó tanta ventaja que permitió que se diera esa situación. Pensé que podría correr Miwok junto con Roger, pero no veo que pueda mantenerme cerca de él por mucho rato.

Un comentario sobre “30km de La Yeguada

Deja un comentario