Ironman Cozumel 2010

Este domingo terminé mi segundo Ironman en 13:21:26, 20 minutos mejor que el año pasado. Hice mi carrera tal como la había planeado, pero no pude rendir a la hora de la corrida. Toda la mejoría salió de la bicicleta y las transiciones. La nadada me tomó más que el año pasado, pero, aparentemente la ruta de ese año estaba más corta por que nadie que repitió la carrera logró igualar su tiempo del año anterior, ni los profesionales.

Mi plan era sencillo: nadar con calma, llegar al final de la bicicleta, y dejarlo todo en la corrida. Lo ejecuté al pié de la letra, pero me quedó mucho para la corrida y terminé corriendo en 3 minutos más que el año pasado. Posiblemente mi reciente corrida de 163 kilómetros en Javelina Jundred me quitó un poco de jugo, ya que me pasé recuperando todo este último mes.

La nadada, igual que la del año anterior, estaba espectacular. El agua no podía estar más cristalina, la visibilidad podía estar cerca de los 100 pies. Este año me golpearon más que el año anterior, pero no fue nada del otro mundo. Pensé que iba a sufrir más en la nadada por que no practiqué ni una sola vez desde agosto, cuando hice el Panama Canal Triathlon. En esa ocasión nade la mitad en 53 minutos, y ahora nadé el doble en 20 minutos menos. Siempre logré nadar pegado detrás de otro competidor. Llegué totalmente fresco a la transición.

Este año mejoré mis transiciones muchísimo. Me fui con un pantalón De Soto que estaba seguro que me quedaría cómodo para la corrida por que ya lo había probado, y una camiseta pegada que nos hicieron para Cozumel del año 2009. Pasé bastante rápido a través de las transiciones y me ahorré 10 minutos contra el año pasado. Aún así, puedo quitarle unos 5 minutos adicionales para el próximo Ironman.

Este año llegué a la bicicleta con mejor equipo y una posición más aerodinámica en la bicicleta. Logré mejorar mi promedio en casi 2 kilómetros por hora cuando me bajé de la bicicleta. Usé aerobarras en el timón, ruedas de perfil ancho, y casco aerodinámico. Tengo que atribuirle la mejoría al equipo por que fue muy poco lo que entrené en la bicicleta este año. Solamente hice mis típicas montadas largas en montañera y algunas pedaleadas los fines de semana con los pacieros.

La alimentación la saqué toda de las estaciones de abastecimiento. No me llevé nada encima, ni siquiera podía por que la camiseta que llevaba puesta no tenía bolsillos. Cuando quería cargar algo tenía que meterlo en el pantalón a presión. En la corrida sentí algo de molestia estomacal, casi que siento ganas de vomitar, pero logré controlarlo sin mayores problemas. Creo que estaba ligeramente sobre hidratado.

Donde más pensaba que podía recortar era corriendo. Pero resultó que estaba equivocado… Di la primera vuelta corriendo sin parar, a buen ritmo. La segunda vuelta ya fui bajando la marcha, el corazón no me daba para más. Esto sí lo puedo atribuir a falta de entrenamiento: me había pasado el último mes descansando y recuperando del último ultra. Para la próxima vez ya estoy claro que no puedo tener mis eventos grandes tan cercanos por que no puedo recuperarme a tiempo.

Autor: Irving Bennett

Siempre listo.

Deja un comentario