El Barrio

Mike Morales
Mike Morales en Denali

Michael Morales acaba de conquistar el Everest, el primer panameño en hacerlo. Mike cuenta con todo mi respeto y admiración. Uno de mis cuñados me preguntó que cuando iba yo para allá. Yo le contesté que Everest no estaba en mi lista. Mi lista incluye Aconcagua y Kilimanjaro, un par de jamones. Mi interés está en el barrio. Me apasiona la geografía local. El conocimiento de mi patio es lo que me atrae. Yo estoy cómodo bajo la lluvia, entre los bichos y el lodo. El frío y la nieve no son mis amigos, yo soy un simple cholo del bosque, mi piel es oscura y mis ojos también.

Déjame bajo el docel del bosque, bajo un cielo de hojas, sudando en la humedad tropical. A mi me gusta ver el agua corriendo libremente. Los ríos congelados se ven hermosos en las fotos… Mi piel necesita del sol, y solamente el 2% de la luz del sol llega al suelo del bosque tropical. Posiblemente sea más luminoso y brillante el cielo de los Himalayas, pero yo necesito esa luz en mi piel. Y en las alturas hay que cubrirse de la inclemencia del tiempo. Eso es muy duro para el campesino.

Yo admiro a Mike, a Iñaki, y a todos los que luchan por conquistar las cimas, pero a mi gustan los ríos, los bosques tropicales, y el calor del sol local. Mis límites están entre Cabo Tiburón, Jaqué, Punta Burica y el Río Sixaola. Entre esos cuatro hitos hay una tierra que me apasiona, y que todavía tiene mucho que ofrecer a mi curiosidad. Si después que la llego a conocer íntimamente me queda lugar, buscaré donde más ir a dar tumbos, como en la piedra de Ayers en Australia, la Barranca de Cobre en México, el Río Futaleufu en Chile, el Maratón de Sables en Marruecos, los 80 kilómetros de los Camaradas en Sur Africa, remar el Caribe, toda Colombia, Baja California, Moab, Yellowstone, Badlands, Yucatán. Bueno, el punto es cuestión de prioritizar la lista e invertir el tiempo donde se obtiene el mayor resultado. Como dice Luis Puleio:

“Máximo ingenio,  mínimo esfuerzo y bajo costo”

Un comentario sobre “El Barrio

Deja un comentario