La Vuelta Larga

La vuelta larga y un tubo de asiento muy liviano

Bontrager Race X Lite ACCEste domingo hicimos una montada épica en montañeras, “La Vuelta Larga”, saliendo desde El Valle, bajando por Matahogado hasta La Laguna, y regresando por el camino de Altos del María. Después de 5 horas y media de montar por trillos y caminos de tierra regresamos a El Valle totalmente contentos y cansados. El camino que recorrimos tiene de todo: descensos intrépidos, trillos excelentes, bosque, ríos, ascensos interminables, y buena vista. Desafortunadamente el tubo de mi asiento se rompió temprano en el viaje y tuve que pedalear desde una posición muy incomoda, con un par de pulgadas menos en la extensión de mis piernas.

La ruta que recorrimos no es muy larga, en total solamente montamos 20 kilómetros, pero siempre estábamos bajando, o subiendo. Solamente montamos un par de kilómetros de asfalto. Todo el resto de la montada era por trillos o caminos de penetración. La primera parte del camino es el descenso hasta la carretera que sube a La Laguna. La segunda parte es el ascenso hasta el Cerro La Gaita, y la parte final es el descenso de vuelta a El Valle.

En esta pedaleada íbamos Dimas Pino, Rogelio Bennett, Daniel Brostella y yo. Todos los ciclistas están en excelente forma. De otra manera, no hubiesemos podido hacer la vuelta en el tiempo que lo hicimos. Solamente perdimos algunos minutos cuando se rompió el tubo de mi asiento, y luego cuando Rogelio partió su cadena. Por suerte no se nos pinchó ninguna llanta. Daniel tenía problemas con su cadena que se salió varias veces, pero eso es por que a su bicicleta le falta algo de cariño.

Yo acababa de colocar un tubo de asiento nuevo de Kuips, un Carbon Star de fibra de carbón que pesaba 215 gramos. Lo coloqué en lugar del tubo de asiento original de mi bicicleta, un excelente Bontrager Race X Lite ACC que pesaba 240 gramos. Esos 25 gramos me costaron una pedaleada incómoda. Espero que Cubex Bike me reponga el precio del tubo por que no debió haberse partido. Ni siquiera se partió justo donde el tubo entraba a la bicicleta, sino un centímetro más arriba. Yo sentí como el tubo se flexionaba desde que monte a la bicicleta, pero pensé que esta era una de las características de los tubos de fibra de carbón. Ahora me quedaré con mi Bontrager: es una mezcla de aluminio y fibra de carbón que lo hace muy resistente.

Lástima que no nos tomamos el tiempo para bañarnos en La Laguna de San Carlos. Hubiese estado sabroso un chapuzón en el agua fría de la laguna. También hubo muchas oportunidades de bañarnos en varios ríos que cruzamos, pero creo que todos queríamos terminar la vuelta rápido. A todos nos esperaban nuestras esposas, inquietas por que nosotros nos pasamos tanto tiempo fuera de la casa pedaleando por el campo. La próxima vez que haga esta ruta voy a separar 6 horas para no tener que apurarnos por terminar “La Vuelta Larga”.

Autor: Irving Bennett

Siempre listo.

Deja un comentario