El Valle de Antón

La India Dormida¿Qué hace a El Valle mi lugar favorito? La lista es muy larga y tendría que comenzar en mi niñez. Pero voy a mantenerme en el presente. Por suerte siempre tengo donde quedarme en El Valle, lo que lo hace conveniente. En El Valle hay ríos, chorros, cerros, y muchos trillos que recorrer, tanto a pié como en bicicleta.

El Valle lo tiene todo:

  1. El Chorro de Las Mozas
  2. La India Dormida
  3. El Gaital
  4. Aguas Termales
  5. El Río Antón
  6. El Camino de Los Berrales
  7. La Piedra Pintada
  8. La Silla
  9. Matahogado
  10. El Mirador del Cerro La Gaita

Estos son solo los primeros 10 lugares salientes, pero hay mucho más. Desde El Valle hay trillos en todas las direcciones ya que es el cono de un volcán. Todos esos trillos se pueden caminar, muchos se pueden pedalear, y la mayoría van cerca de un río. Hay muchos chorros donde bañarse cerca de El Valle: Las Mozas, El Macho, Las Margaritas, y los chorros de los enamorados en La India Dormida.

Hay caminatas suaves y agradables, como la de Los Berrales atrás del Hotel Campestre. Hay travesías cortas con vistas espectaculares, como caminar por todo el lomo de La India Dormida, subiendo por la Piedra Pintada y bajando por La Cruz. Hay subidas aventureras, como subir el Cerro Gaital por delante, o, un poco menos extenuante, por La Mesa. Inclusive, hay un excelente cruce de mar a mar desde Chumico hasta Boca de Río Indio, pasando por el medio de El Valle.

Y, aun cuando no es mi honda, tiene sitios donde relajarse cómodamente como Crater Valley. Buena comida, come en La Casa de Lourdes. Buen café, un excelente mercado, fondas, farmacia, y hospedaje decente.

Para montañeras tiene toda clase de trillos, desde sencillos y cortos hasta complicados y largos. Mis trillos regulares son la vuelta del Gaital, Matahogado, La Silla, Las Guías, y La India Dormida. Muchos de ellos se pueden combinar: vuelta corta – alrededor del Gaital, intermedia – Matahogado, más larga – Gaital y Matahogado juntos. Inclusive, cuando me siento con ganas de ponerme en peligro, está La Silla a disposición: un descenso super-técnico (solo aconsejable en verano). En invierno La Silla es un accidente seguro por que sus trillos se ponen resbalosos, como si les hubiesen echado jabón.

Para cerrar con broche de oro – está lleno de árboles que trepar. Una vuelta corta y se pueden observar muchos árboles aptos para trepar. Incluso hay buenas paredes para hacer rappell, pero esa es otra historia. Nosotros nos divertimos con un buen árbol y un par de sogas.

Autor: Irving Bennett

Siempre listo.

4 opiniones en “El Valle de Antón”

  1. Buenas tardes Rompy:

    Me inscribí a la lista de correos para saber donde son los hash, pero no me ha llegado ningún correo aun, está funcionando?

    Este sábado iremos a practicar con los kayaks al Alajuela, para cuando ya haya más agua, bajar el río chame desde la interamericana a Malibú y, ya hay invitaciones para bajar el río San Pablo en Soná, desde el Río Cobre hasta la playa.

    bendiciones!

    lucho

    1. La Silla es un cerro con una Cruz que está a la izquierda cuando estás llegando a El Valle. Desde Los LLanitos se ve claramente cuando miras a la izquierda, lleno de antenas. Para llegar giras a la izquierda cuando llegas al punto del camino donde inicias la bajada hacia El Valle de Antón, frente a una parada de buses.

Deja un comentario