Caminar UltraLiviano

Sendero Las BrujasRecientemente mi cuñado y yo caminamos el Sendero de Las Brujas. Este sendero inicia con un gran ascenso desde 320 métros hasta 1,125 metros. Por suerte los dos íbamos ultraLivianos y la subida fue relativamente agradable por que no teníamos que cargar loma arriba con unos mochilones. Viajar ultra liviano es solamente cuestión de revisar a conciencia todo lo que viajará en la mochila y dejar en casa todo lo que se pueda. No es nada complicado el reducir el peso de una mochila, comenzando con la mochila misma. En nuestro viaje ninguno de los dos llevó una mochila que pesaba más de 20 libras.

La mochila que yo llevé es una Dana Design Speed que pesa menos de 3 libras vacía. Jordi llevó una Mochila Golite Speed que también pesa menos de 3 libras. Los dos llevamos hamacas en lugar de una tolda. Como una tolda de dos personas pesa aproximadamente 6 libras, y nuestras hamacas pesan poco más de una libra cada una, entre los dos nos ahorramos 3 libras. Llevamos zapatillas de correr por trillos en lugar de botas, produciendo un gran ahorro en el peso que llevamos en los pies. Este ahorro se traduce en miles de libras ahorradas cuando se calcula la cantidad de pasos necesarios para ascender 800 metros.

La bolsa de dormir es otro lugar donde se puede uno ahorrar bastante. Nosotros reemplazamos la bolsa de dormir con mantas livianas y calientes, hechas a base de nylon y polyester. Cada uno se ahorra unas tres libras con este cambio. Junto con las bolsas de dormir, también dejamos en la casa la muda extra que muchos llevan para el día siguiente. Escogemos usar nuestra ropa sucia hasta que camine sola. En la mochila solamente llevamos una ropa para dormir: la más liviana y caliente que encontramos en la casa.

Por último, en la cocina hay muchos elementos que permiten ahorros importantes en el peso total del sistema de cocina. Nosotros nos llevamos una estufa de alcohol que había hecho con un par de latas de cerveza Heineken. Con esta pequeña estufa me ahorro una libra versus mi estufa MSR XGK de multi-combustible. Nuestros utensilios son de plástico lexan, o de titanio, para ahorrar unas cuantas onzas. Los platos los dejamos en la casa. Nuestra comida solamente requiere que se le eche agua y se come directamente de la bolsa en la que venía. Con esto último nos ahorramos la lavada de los platos también.

Deja un comentario