Panamá – El Valle, 1976

HaciaElValle1976 Hace 30 años este año nos fuimos caminando desde Panamá hasta El Valle. Eso fue en 1976, de derecha a izquierda, Denise, Lili (mi mamá), Rogelio, Michelle, yo, y Tito (mi papá). Sólo faltó mi hermana Lilibeth, que tenía 6 años en ese entonces. Nos tomó siete días llegar a El Valle, incluyendo un día de descanso en La Pensión de Sajalices. Casi no caminamos por asfalto. Creo que solo entrando a Cermeño y bajando las curvas de Campana nos toco caminar por pavimento.

Esa fue una gran aventura. Una de las primeras. Algo que cambió mi vida para siempre. Creo que tuvo el mismo efecto sobre mis hermanos. Recuerdo con mucha claridad una gran cantidad de detalles de ese viaje. No puedo decir que tengo muchos otros recuerdos de esa edad que sean tan claros como ese viaje. Tenía quince años en 1976. Mucho ha cambiado en Panamá en los treinta años que han transcurrido desde entonces. Lo mismo se puede decir de mi.

Partimos desde Veracruz, justo después del pueblo. Caminamos costeando hasta llegar al Río Caimito, donde nos tocó esperar que apareciera alguien que nos pudiera cruzar a Puerto Caimito. Seguimos por detrás de Chorrera, por el camino que va al Hospital Nicolas Solano. Cruzamos por Monte Oscuro hacia Cermeño. De Cermeño subimos por un camino hacia Campana. Todavía, cada vez que subo las curvas de Campana, y veo el barrigón que está en la subida, me acuerdo que por ese punto salimos del trillo a la Interamericana.

En Sajalices mi madre exigió un descanso. Pasamos esa noche en la Pensión Sajalices, nos bañamos en la piscina de la pensión, y cenamos en el restaurante. Al día siguiente iniciamos el ascenso hacia Sorá, justo por un camino que sale casi al frente de la pensión. En esos días, el camino a Sorá todavía era de tierra. Y la subida parecía que jamás iba a terminar. Esa noche dormimos en el Río Chame, abajo del puente. Luego pasamos por Sorá, bajamos al Río María, pasamos cerca del Picacho, y seguimos hasta El Valle.

Ya no me atrae la idea de repetir ese viaje. Casi todo tendría que hacerse por asfalto. Desde entonces he estado pensando en seguir uniendo viajes para completar la ruta hasta David, Chiriquí. Si no completo rápido ese tramo, me van a asfaltar muchos de los caminos que pasan por la cordillera. Y ya no voy a querer terminar lo que comenzó hace tanto tiempo. Pero esa es otra historia.

2 comentarios sobre “Panamá – El Valle, 1976

Deja un comentario