Los trillos de El Valle

Este artículo inició como uno más de varios que he escrito tratando de compilar una guía sobre los trillos de El Valle. Tomó un giro en otra dirección después de conversar un rato con mi hermano Rogelio mientras el nos preparaba una paella. Le contaba que me extrañaba no ver más jóvenes en montañeras recorriendo los trillos que abundan en las laderas que rodean El Valle. La teoría de Rogelio es que los jóvenes no se interesaban en el ejercicio hasta después de los 25 años cuando ya era algo necesario para mantenerse saludables.

Por otro lado también dijo que lo más probable es que la mayoría no sabía que los trillos estaban allí. Esa es una razón un poco mas crédula y, por eso, yo quiero hacer algo al respecto. Desde hace algún tiempo he estado anotando los detalles de los trillos que voy recorriendo para luego organizarlo todo en una guía. Para eso estoy usando MediaWiki, el programa detrás de Wikipedia. En PanaWiki ya hay algo de este trabajo disponible.

Ayer recorrimos un trillo que sale a la derecha de la subida a La Silla. Hacía un par de semanas lo había recorrido solo, pero no había anotado los detalles de la ruta. Ahora tengo un “reloj” Garmin Forerunner 301 que se encarga de todo eso. Este aparato tiene un GPS incorporado que guarda un trazado de todo el recorrido. Junto con un monitor cardíaco me da información de los latidos de mi corazón vs. datos como la altura, la velocidad, mi ritmo de marcha, y otra cantidad de detalles. Luego del recorrido, con un cable USB permite traspasar toda esa información a la computadora para analizarla, graficarla y tabularla. Todo esto hace más fácil la compilación de cada recorrido por los trillos.

De este recorrido puedo ver que el recorrido total fue de 23.78 kilómetros. De esa distancia, 13.85 kilómetros fue el recorrido desde la casa hasta Las Margaritas. Este tramo corresponde en su mayoría al trillo, exceptuando el recorrido de las curvas saliendo de El Valle. La altura máxima que alcanzamos fue 800 metros, que es justo antes de llegar a las antenas de La Silla. Desde ese punto fuimos descendiendo hasta 366 metros, cuando cruzamos el Río Corona para comenzar a trepar de vuelta a Las Margaritas. Recorrimos esos 13.85 kilómetros en 1:53:07 a un promedio de 7.3 kilómetros por hora. En Las Margaritas, que está a una altura de 565 metros, nos tomamos un descanso en el chino que está frente a la escuela mientras nos tomamos un Gatorade frío.

La segunda mitad del recorrido fue subiendo de vuelta a El Valle. Ese tramo nos tomó apenas 43:33 (por que llevaba a Rogelio marcándome el paso). Nuestro promedio fue de 13.7 kilómetros por hora y trepamos de vuelta desde 565 metros hasta 766 metros, justo antes de volver a bajar a El Valle. En lugar de bajar a El Valle por las curvas, bajamos por un trillo que inicia justo antes de la parada de bus que está donde comienzan las curvas. Este trillo sale atrás del Centro Comercial El Valle (“El Chino”), bajando por donde era el camino original de entrada a El Valle.

Tengo mucha suerte que mi hermano me acompañe en muchos de nuestros recorridos. A menudo monto solo por los trillos y, definitivamente, no es tan divertido como ir bien acompañado. Rogelio y yo tenemos años compartiendo toda clase de aventuras. Se que esa no es una suerte que comparten todos los hermanos, y, a menudo, ni siquiera los buenos amigos. No todo el mundo es igual (gracias a Dios) y somos pocos a los que nos gusta andar dando vueltas por el monte. Por fortuna, y gracias a mi padre, a nosotros nos enseñaron de pequeños a apreciar la naturaleza, y a sentirnos muy cómodos en su entorno. Yo espero poder educar igualmente a mis hijos y que crezcan con un profundo amor por nuestro entorno natural. De hecho, ya mis hijos van por buen camino en esa dirección.

Deja un comentario