El Cálculo del Riesgo

Este artículo lo leí en la revista Outside a la que estoy suscrito. Lo quiero compartir por qué es importante. Mucha gente confunde el riesgo con el miedo – hay cosas que causan mucho miedo, pero en realidad no son arriesgadas. Un ejemplo: saltar atado de una cuerda elástica desde un puente muy alto. Puede causar tanto miedo que mucha gente no se atreverá a saltar. Factor de riesgo: menor que montarse a un carro y manejar. Mucha gente no se monta en una montaña rusa por que les causa mucho miedo.

Muchas veces cuando se analizan actividades potencialmente peligrosas, el factor de riesgo al que se llega es menor que otros riesgos que rutinariamente tomamos. Mucha le gente le tiene miedo a nadar en medio mar por temor a los tiburones. En los Estados Unidos, los venados matan mas gente que los tiburones por accidentes de tránsito, pero muchas más personas. Las abejas también matan a más personas que los tiburones. Sin embargo, cuando vemos una abeja volando alrededor nuestro, no salimos corriendo despavoridos.

Una de las bases de la aventura moderna es experimentar el miedo, pero dentro de un marco de seguridad donde el peligro es controlado para que el riesgo sea mínimo. También, nuestra preparación hace que el riesgo disminuya proporcional a nuestro entrenamiento para afrontar situaciones peligrosas. Es cierto que en ocasiones, por confiados, nos podemos meter de cabeza en problemas que están por encima de nuestras abilidades, pero, si los riesgos fueron bien calculados, posiblemente salgamos con solo daños menores. ;o)

Bueno, el artículo es bueno y vale la pena leerlo…

Autor: Irving Bennett

Siempre listo.

Deja un comentario